EDUCACIÓN ORDINARIA

EDUCACIÓN ORDINARIA E INTERVENCIÓN ASISTIDA CON ANIMALES

Las escuelas de educación ordinaria están llenas de niños y niñas que pueden beneficiarse de las intervenciones asistidas con animales. Estos niños, a pesar de no presentar ninguna discapacidad visible a simple vista, seguramente pueden crecer y aprender de una manera más enriquecedora junto a un animal. Las matemáticas, las lenguas o sociales pueden ser aprendidas de una manera más divertida mediante la compañía de un perro.

Además, los animales también les pueden ayudar a pasar momentos difíciles como es la vuelta al colegio, el periodo de exámenes o el día de la entrega de las notas de final de trimestre.

Los animales también son maestros emocionales y expertos en valores; dos aspectos vitales en la vida de toda persona. Un perro no juzga ni riñe cuando se comete un error, con lo que los niños pueden mostrarse tal y como son sin sentirse cohibidos por nadie. Además, los animales sólo ven la parte emocional de la persona, por lo que es mucho más fácil poder comunicarse con ellos.

  • BENEFICIOS:
    • Área física
      • Promueve la relajación
      • Aumenta la actividad física
      • Mejora patrones de sueño
    • Área psíquica
      • Aumenta la atención y la concentración
      • Aumenta la participación
      • Estimula mentalmente: refuerzo de la memoria
      • Aumenta los momentos de conexión
      • Aumenta la autonomía
    • Área social
      • Motiva a crear vínculos con familiares y amigos y nuevos compañeros/as
      • Ayuda a establecer relaciones sanas
      • Aumenta los momentos de comunicación mediante el lenguaje verbal y no verbal
      • Mejor expresión corporal y verbal
      • Aumenta la colaboración entre participantes
      • Aumenta el autocontrol
      • Aumenta la curiosidad y la participación
      • Aumenta el respeto (a personas, animales, material y organización)
    • Área emocional
      • Ayuda en la reeducación de conceptos emocionales mal adquiridos
      • Mejora del autoestima, la confianza y seguridad en sí mismo
      • Ayuda en la superación de la frustración
      • Ayuda en la aceptación de uno mismo
      • Mejora gestión de emociones
      • Ayuda en la tolerancia al fracaso
      • Ayuda en la creación de estrategias para resolver situaciones del día a día
    • Área sensorial
      • Potencia los sentidos
    • Área educacional
      • Ayuda en el aprendizaje o refuerzo de hábitos y/o rutinas personales
      • Ayuda en el mantenimiento de conceptos curriculares
      • Aumenta el vocabulario